FALLECE UN JOVEN DE 19 AÑOS AL SALTAR DESDE LAS CASCADAS DEL HUÉZNAR

Habría saltado desde la cima de una de las conocidas cascadas de San Nicolás del Puerto golpeándose el pecho con una roca. Murió pese a las maniobras de reanimación que le fueron practicadas

image_content_17220564_20150822191458

 

Un joven de 19 años perdía este sábado la vida en la localidad de San Nicolás del Puerto tras precipitarse por una cascada de la ribera del Hueznar. Los hechos tuvieron lugar sobre las 17.30 horas de ayer cuando el joven, natural de Bormujos, se lanzaba voluntariamente desde la mayor de las cascadas del Hueznar, de 12 metros de altura y en su descenso recibía un fuerte impacto en el pecho tras chocar con una roca. De inmediato, los compañeros del accidentado –su novia y otra pareja– y los presentes dieron la voz de alarma, siendo asistido en primera instancia, al parecer, por un bañista que era médico. Puesto sobreaviso el 112, el joven fue movilizado por un helicóptero del 061, y a su llegada, los facultativos sanitarios encontraron al joven inconsciente y con un grave traumatismo. De nada sirvieron las maniobras de reanimación realizadas ya que, según fuentes cercanas, el chico podría haberfallecido prácticamente en el acto.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Juan Carlos Navarro (PSOE), personado en la zona del accidente, reconoció sentirse muy afectado por lo ocurrido y no le tembló la voz a la hora de buscar culpables. Según Navarro, la práctica de lanzarse desde esa cascada es algo muy común a pesar de estar prohibido. De hecho, miles de personas a lo largo de los años se han lanzado desde allí desoyendo la prohibición, según reconoció. «No solo lanzarse, también bañarse en la ribera está prohibido. Sin embargo, Medio Ambiente no toma las medidas necesarias», aseguró el regidor, quien no dudó en arremeter contra la consejería ante su pasividad en un lugar por donde pasan alrededor de 2.000 personas en el fin de semana.

El alcalde manifestó que esta tragedia podía haberse evitado con la pertinente acción del organismo público, pero, aventuró a predecir que las cosas seguirán igual. «Si vienes por aquí mañana [por hoy] verás cómo ni siquiera hay un cartel que indique que está prohibido el baño», dijo, a la par que advirtió de las posibles consecuencias que esa dejadez puede provocar en la zona, y no solo en relación al baño. «El día que haya un incendio puede haber 10 o 15 muertes», manifestó Navarro.

La cascada en la que se produjo el fatal desenlace supone uno de los grandes atractivos de la ribera por sus dimensiones y su belleza natural. Sin embargo, también resulta de una peligrosidad extrema, ya que su acceso se presume complicado y en el interior del agua residen piedras de enorme tamaño, por lo que, según aseguran los conocedores de la zona, puede resultar altamente peligroso si se desconocen estas características.

Noticia publicada por el Correo de Andalucía.

elcorreoweb.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *